Las casonas: Motor y motivo de quedarse en Piura

Las casonas tienen mucho secretos guardados entre sus paredes, muchos de los cuales no han sido todavía revelados ni investigados. Esa riqueza escondida es toda una atracción para investigadores curiosos y aficionados a nuestra historia local. Pero también se pueden convertir en un imán para todos los que vivimos en esta ciudad, al son de una conocida cumbia.

¿Por qué? Sencillo. Se trata de una historia que nos permite disfrutar al menos los últimos 150 años de nuestra Piura, e incluso llevarnos a aquella época en que los piuranos era súbditos del rey de España y las procesiones eran las grandes fiestas de todo el pueblo durante el año.

Pero yendo más allá de aquellas anécdotas y aventuras de antaño, las casonas también son espacios agradables donde poder caminar, correr, andar en bicicleta y pasar el día. Todavía podemos cruzar algunas calles que en una buena perspectiva se ven como salidas de alguna película de época o de una antigua villa. Las casonas embellecen la ciudad.

Así como cualquier visitante en Lima, Cusco o Arequipa se queda impresionado por las hermosas construcciones de sus Centros Históricos, quienes viven y conviven en aquellas ciudades -arequipeños, cusqueños o limeños- admiran y se enorgullecen de ellas, y piensan dos o tres veces antes de decidir emigrar a algún otro lugar.

En el caso de Piura, muchos de nosotros no nos sentimos ligados afectuosamente por nuestra urbe. Es más, muchos desearíamos emigrar a otro lado. Y de esta manera Piura pierde a sus talentosos jóvenes, profesionales, hijos ilustres y mucho más. Pero las casonas pueden ser una atrayente solución, siempre que nos “pongamos las pilas” para rescatarlas del olvido y difundir su riqueza.

A propósito, ¿Tienes alguna anécdota especial con alguna? ¿Te animarías a recorrerlas con “nuevos ojos”?

2 Comments

  1. Yo quedé encantada con Piura desde que la conoci, con sus calles, con su gente, con su calorcito y con la majestuosidad de las casonas. He tenido el privilegio de pernoctar varias veces en una de ellas que hoy es un hostal y puedo decir que su encanto es una razón para volver. Estoy en desacuerdo con la migracion de sus hijos a otros lares y por eso aplaudo a quienes se quedan. Piura es linda y me alegra saber que ya hay jóvenes con las manos en el arado. Adelante, que el camino es recto! Saludos desde Ecuador.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s