Boceto de Soneto

Rizos rubios, tu juventud en flor,
hermosa mirada, dulce pasión.
Tu forma inocente de darme amor,
revivió mi triste corazón.

Se grabó en mi alma tu tierno calor,
tu ternura abrazo mi corazón.
Mi alma no supo retener tu amor,
tu suave piel, la anhela mi pasión.

Extraña mi alma tus tiernas caricias,
pero a mi amor, las puertas le has cerrado,
así se han distanciado nuestros días.

Nos seguimos amando en esta vida,
pero todo va cayendo al olvido,
por esta frialdad de nuestra distancia.

Lima, 31/01/2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s